SHIH-TZU

Estamos ante el «perro león» o «perro crisantemo», cuyo origen exacto se desconoce, aunque la existencia de perros muy parecidos queda contrastada a través de pinturas, objetos de arte y documentos que datan del siglo VII a. C.

Vivaz, muy activo e independiente, este perro, dulce y alegre, necesita mucho afecto y ternura. Es el más extrovertido de los perros asiáticos. Su educación debe ser firme pero no brusca.

Los cepillados diarios y los baños regulares son imprescindibles; de lo contrario, los nudos están asegurados. El arreglo del manto con frecuencia por parte de un peluquero profesional, ayuda a mantenerlo en perfectas condiciones.

más cachorros