PASTOR ALEMÁN

El pastor alemán u ovejero es una raza canina que proviene de Alemania. La raza es relativamente nueva, ya que su origen se remonta a 1899. Forman parte del grupo de pastoreo, debido a que fueron perros desarrollados originalmente para reunir y vigilar ovejas. Desde entonces, gracias a su fuerza, inteligencia, capacidad de entrenamiento y obediencia, los pastores alemanes de todo el mundo son a menudo la raza preferida para muchos otros tipos de trabajo, como son: perro policía, perro guardián, guía de ciegos, animal de rescate y otros.

De aspecto general robusto y flexible, ligeramente alargado, cuerpo musculoso, sus mandíbulas cierran en tijera. Es un perro de compañía ya que es un perro equilibrado y fácil de adiestrar. Se llevan bien con los niños y otras mascotas si crecen juntos, pero tienden a dudar de la gente extraña debido a sus instintos de guardianes.

Los pastores alemanes son activos y disfrutan teniendo algo que hacer. Necesitan realizar gran cantidad de ejercicio a diario; de lo contrario, se vuelven nerviosos o muy excitables.

Su muda es muy intensa y se produce unas dos veces al año. El resto del tiempo muda una cantidad menor de forma continua. Para controlar la muda y mantener un pelo bonito, hay que cepillarlo al menos un par de veces a la semana.

más cachorros